" Se utiliza en la industria fotográfica para fabricar placas y papeles sensibles, en la industria de los colorantes orgánicos; en medicina: la tintura de iodo para la desinfección de la piel y de las heridas cutáneas; el iodoformo, ejerce una acción antiséptica, analgésica y levemente hemostática. La fijación del iodo en las tiroides se emplea para el tratamiento del hipertiroidismo y de los tumores tiroideos. "
 

Aplicación del Iodo en la Industria

Las formas de aplicación del yodo en la industria son muy interesantes y, cada vez, se hacen más amplias y variadas. Han sido descubiertas combinaciones de yodo con substancias orgánicas que constituyen una coraza impenetrable para los rayos X, por tanto si se introducen estos compuestos en el organismo, pueden fotografiarse los tejidos internos con especial precisión.

Se conocen otras esferas de aplicación del yodo, surgidas en los últimos años. Un significado especial ha adquirido el empleo del yodo en la industria del celuloide, donde se utilizan ciertas sales de yodo en forma de diminutos cristalitos aciculares. Estos cristalitos se distribuyen por la masa celulóidica de tal modo, que las vibraciones de los rayos luminosos no pueden pasar a su través en todas direcciones. Se obtiene lo que se llama rayo polarizado. Durante muchos años se construían microscopios especiales de polarización muy caros, pero actualmente, gracias a este nuevo filtro polaroide, se han inventado lupas que sustituyen a dichos microscopios. Con ellas puede trabajarse durante las expediciones geológicas. Con la combinación de dos o tres polaroides puede conseguirse un dibujo de color vivo.

Los principales usos de yodo y sus derivados son:

Medio de Contraste para Rayos X, Sal de mesa yodada, Fármacos, Desinfectantes y biocidas, Nylon, Catálisis, Herbicidas, Fotografía, Nutrición Animal, Químicos.

Los biocidas basados en yodo son utilizados en aplicaciones industriales como pinturas, adhesivos, tratamientos de madera y fluidos para trabajo en metal.

Debido a la densidad relativa del yodo y los tejidos blandos, los medios de contraste con yodo son usados en los exámenes de rayos X en humanos.

El yodo y sus derivados son utilizados en la síntesis de diferentes productos farmacéuticos, incluyendo antibióticos, córtico-esteroides y drogas cardiovasculares.

Los films fotográficos contienen pequeños cristales de plata yodada en una delgada capa de gel, formando una emulsión foto sensitiva.

La Povidona yodada (PVPI) es el producto mundialmente elegido como antiséptico quirúrgico y en profilaxis

El yodo en la alimentación

Fuentes alimenticias del yodo

La sal yodada es la principal fuente alimenticia de yodo. El yodo también se encuentra ampliamente disponible en los productos de mar como los mariscos, el bacalao, el róbalo, el merlano y la perca. El kelp es el más común de los vegetales alimenticios de mar y se caracteriza por ser una fuente rica de yodo. Además, los productos lácteos y las plantas que crecen en suelos ricos en yodo son excelentes fuentes de este nutriente.

Funciones del yodo

El yodo es indispensable en el metabolismo normal de las células e igualmente es un nutriente esencial en la producción de las hormonas tiroideas y en el funcionamiento normal de la glándula tiroides, ubicada en la base del cuello (dolencia generalmente de factor genético)

Además este micromineral interviene en el crecimiento mental y físico, el funcionamiento de tejidos nerviosos y musculares, el sistema circulatorio.

Curamos con yodo, con él cortamos la hemorragia de sangre, destruimos las bacterias, defendemos las heridas contra la infección y, al mismo tiempo, el yodo es extraordinariamente venenoso, sus vapores provocan la irritación de las membranas mucosas.

Recomendaciones:

Estas son las cantidades diarias de yodo recomendadas:

  • Bebés:
    • 40 a 50 microgramos.
  • Niños
    • de 1 a 3 años: 70 microgramos
    • de 4 a 6 años: 90 microgramos
    • de 7 a 10 años: 120 microgramos
    • de 11 años en adelante: 150 microgramos
  • Mujeres embarazadas:
    • 175 microgramos
  • Mujeres lactantes:
    • 200 microgramos

Un 1/4 de cucharada pequeña de sal de mesa yodada proporciona 95 microgramos de yodo y una porción de 6 onzas de pescado de mar proporciona 650 microgramos. La mayoría de las personas pueden satisfacer sus necesidades de yodo consumiendo productos del mar: mariscos, algas marinas, sal yodada y plantas cultivadas en suelos ricos en yodo. Al comprar sal, se recomienda asegurarse que sea sal yodada.

Efectos secundarios

La falta de yodo ocurre en áreas que poseen suelos pobres en este elemento. La deficiencia de yodo en la dieta durante varios meses puede causar bocio y/o hipotiroidismo. Si no hay suficiente yodo, las células tiroideas y la glándula tiroides en sí aumentan de tamaño. Esta deficiencia afecta con más frecuencia a las mujeres que a los hombres y es más común en mujeres embarazadas y adolescentes. Se hace énfasis en el yodo como medida preventiva, ya que el bocio que se produce por la deficiencia de yodo puede causar cretinismo, el cual es una condición poco común en Estados Unidos, dado que la falta de yodo, en general, no representa un problema.

La ingestión baja de zinc exacerba el efecto de la ingestión baja de yodo. Ciertos alimentos que normalmente son saludables contienen lo que se llaman "bociógenos" -sustancias que pueden interferir con la absorción del yodo o con la secreción hormonal del tiroides. Estos alimentos son preocupantes sólo si la ingestión de yodo es baja. El consumo de coles, como la col repollo, las coles de Bruselas, el brócoli y la coliflor, aumenta la necesidad del yodo, especialmente si se consumen en forma cruda. La soja, la linaza cruda, la mandioca (usada en la tapioca), los boniatos, las habas de Lima, el maíz y el mijo también aumentan la necesidad del yodo.

Es importante no sobre consumir el yodo, puesto que tiene un rango relativamente estrecho de ingestión que apoya el funcionamiento correcto del tiroides (100 a 300 microgramos al día, más o menos). Una persona que consume cantidades grandes de sal yodada o algas marinas podría sobre consumir yodo. El yodo excesivo tiene un efecto complejo y destructivo en el tiroides y podría resultar en hipotiroidismo o bien hipertiroidismo, en individuos susceptibles, así como en un mayor riesgo de cáncer del tiroides. El hipertiroidismo puede ocurrir también, particularmente en personas ancianas, debido a un tiempo prolongado de deficiencia ligera de yodo pues esto puede resultar en nódulos adicionales en el tiroides.

La incidencia de toxicidad por yodo en los Estados Unidos es insignificante, pero un consumo muy alto de yodo puede disminuir el funcionamiento de la glándula tiroides.

Se debe notar que el hipotiroidismo también puede causar daño a los nervios, sensaciones de hormigueo y un nivel elevado de homocisteína, y debe ser considerado como diagnóstico alternativo ante estos síntomas.

El funcionamiento del tiroides puede ser examinado por los médicos con un análisis de sangre y la medición de los niveles de las hormonas relacionadas con el tiroides.

Consumo diario de yodo

En el Reino Unido a menos que se consuma algas marinas o alimentos que contengan dichas algas (p.ej. Vecon). Los niveles bajos de yodo en muchos alimentos vegetales son un reflejo de los niveles bajos en la tierra del R.U., debidos en parte a la era glacial reciente. Aproximadamente el 50% del consumo de yodo de los omnívoros en el R.U. viene de los productos lácteos. En los EE.UU. la sal yodada se utiliza comúnmente y muchos alimentos son fortificados con yodo suplementario. En el Canadá, toda la sal de mesa está yodada. En el Reino Unido no hay ninguna estrategia para la fortificación de los alimentos vegetales ni la sal

Las propiedades bactericidas del yodo apoyan sus usos principales para el tratamiento de heridas o la esterilización del agua potable. Asimismo los compuestos de yodo se utilizan para tratar ciertas condiciones de la tiroides y del corazón, como suplemento dietético (en la forma de sales yodatadas) y en los medios de contraste para los rayos X.